Reñido Final Copa MX 2015

El fútbol es algo muy azaroso. Es cierto que hay mejores jugadores que otros, que entrenar obviamente ayuda, pero hay momentos clave que son definidos por la suerte. A veces, perder o ganar, es una cuestión milimétrica. ¿La pelota ha entrado o no?

Además, el mundo futbolistico es un mundo muy cabalero y supersticioso. Cuando se juntan muchos amigos, hay algunos que se ponen ropas especiales, toman determinadas bebidas o no realizan determinadas acciones ya que traen “mala suerte” o al contrario, son un amuleto de “buena suerte”.

Hasta el más eseptico de los fans jamás osaría quebrar alguna de estas tradiciones. Muchas cábalas se pusieron en juego el día de la final Final Copa MX 2015, cuando Chivas, que no ganaba ningún título desde hace más de nueve años, se coronó campeón de la competencia.

El gol fue de Alanís, y trajo mucho alivio a un muy reñido, pero muy interesante, partido. 

El equipo cambió totalmente desde la llegada del argentino Matías Almeyda. Según dicen los entrenadores, logró motivar  aun equipo que no ganaba un campeonato desde el año 2006.